2 Postres light para disfrutar sin remordimientos

Si te gusta cuidar tu figura pero no puedes resistirte a la peligrosa tentación de los postres ¡despreocúpate! La solución a este conflicto está en aprender a preparar tus propios postres sin abusar de las calorías, para ello podrías buscar algunas recetas en internet o mejor aún tomar algunos cursos de repostería online en los que te expliquen paso a paso cómo cocinar deliciosos antojitos sin tener que romper la dieta.

Por ejemplo, ¿no te gustaría disfrutar de un delicioso mousse de mango o un batido de gelatina con fresas y yogurt pero en versión light? Aquí te decimos cómo hacerlos sin tener que poner en riesgo tu figura.

Mousse de mango light



Como ingredientes necesitas una lata de leche evaporada light, un mango grande y maduro, algunas hojas de menta y polvo saborizante de mango bajo en calorías.

Coloca en la batidora la leche evaporada hasta que tome una consistencia semi sólida y triplique su volumen aproximadamente, agrega lentamente el polvo saborizante hasta que se convierta en una mezcla homogénea y retira de la batidora. Mientras tanto pela el mango y córtalo en finos trozos, vierte junto con la mezcla previa con movimientos envolventes e incorpora todos los ingredientes perfectamente.

Sirve en moldes individuales y decora con las hojas de menta, finalmente guárdalos en el refrigerador alrededor de 2 horas y si lo deseas puedes agregar algunas nueces.

Batido de gelatina light, yogurt y fresas



Los ingredientes que requieres son: una caja de gelatina light sabor fresa, puede ser de agua o leche, un yogurt de frutas bajo en calorías, dos cucharas de queso crema light y dos tazas de fresas previamente lavadas y desinfectadas.

Comienza preparando la gelatina de forma habitual y colócala en el congelador hasta que se haya formado una ligera capa de hielo en la superficie, a continuación retírala del refrigerador y bátela con la batidora mientras vas agregando el yogurt y el queso crema lentamente.

Posteriormente decora la mezcla con las fresas y refrigérala de 2 a 3 horas.

Como puedes ver estas son dos deliciosas opciones para disfrutar de un rico postre sin tener que romper la dieta, atrévete a prepararlas y gozar del placer de un antojo sin remordimientos.

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails