Patria potestad y custodia compartida



Vamos a hablar de dos conceptos asociados al cuidado de los hijos una vez que la pareja se ha separado: la patria potestad y la custodia compartida. Se trata de dos cosas muy diferentes aunque para muchas personas son sinónimos.

Hoy, las sentencias más habituales determinan la patria potestad compartida y la custodia para uno de los cónyuges con una pensión alimenticia fijada para el otro. En la mayoría de los casos es la madre la que se queda con la custodia del menor, especialmente si hablamos de niños muy pequeños.

Pero los tiempos cambian y también las costumbres. Cada vez hay más voces que se alzan a favor de la custodia compartida y más sentencias en las que apoyarse para ir adelante con esta petición teniendo expectativas de ganar.
 

La custodia compartida, cada vez más habitual


La custodia compartida ocurre cuando, ya sea con orden del juez por medio o por acuerdo extrajudicial de los padres, ambos deciden hacerse cargo del hijo o hijos por igual. Lo habitual es que los niños pasen la mitad del tiempo con un padre y la otra mitad del tiempo con el otro y ambos se hagan cargo de los gastos que conlleva el menor durante el tiempo que está en casa.

Normalmente, se llega a acuerdos para el pago de colegios, actividades extraescolares y ropa así como otros gastos que puedan surgir, como los médicos. En principio, es la forma más justa de otorgar la custodia aunque por sus características es bastante recomendable que haya un buen entendimiento entre las partes y, claro está, que vivan en la misma ciudad. No obstante, ha habido ya sentencias de custodia compartida para padres que no habían llegado a acuerdo previo sobre la misma.
 

La patria potestad compartida


Aunque la mayoría de la gente sabe lo que es la custodia compartida no saben qué es la patria potestad compartida y creen que se trata exactamente de lo mismo. Pero no es así.

La patria potestad son los derechos y obligaciones que conlleva la paternidad y por ese motivo son de ambos progenitores. Los dos tienen por igual derechos sobre el niño y, del mismo modo, obligaciones.

Los padres, por lo general, tienen la patria potestad del hijo compartida a no ser que haya causas que justifiquen su retirada a uno o a ambos padres. Esto solo puede hacerlo un juez y es bastante complicado que ocurra, debiendo darse causas muy graves para una retirada de la patria potestad.







0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails